La máquina fascinante (1)

…….

La fascinación humana hacia la máquina, hacia el utensilio, se pierde en la noche de los tiempos. ¿Hasta dónde hubiera llegado el desarrollo de la mente humana sin el apósito del invento? ¿Continuaríamos entre las ramas del ancestral árbol?… No, no hubiéramos sobrevivido a la dentellada del depredador per se que nos rondaba impertinente…todo comenzó tras la firme determinación de empuñar la mítica quijada de asno, así se inauguró el primer atisbo de ciencia práctica. Inventemos pues, inventemos…sin parar, hasta nuestra total sustitución, hasta el abandono definitivo de la vil Naturaleza, nuestra congénita enemiga…abajo el Rousonismo y sus arcadias inexistentes. De nuestra naturaleza no debe quedar ni su recuerdo…Seamos cosa.

( John Fox Quevendall – ” Más allá del superhombre”  Fístula Mater Ediciones 1917)