Lluvia de Vacaciones

Figura-1

Figura-2

Que nuestra vida está secuestrada por el tiempo no cabe duda. Y que ese tiempo nos es confeccionado  y rellenado por otros, lo venimos llamando vivir. Un vivir ajeno adobado con el sonsonete de creencias y valores. La impostura del tiempo, su imposición, se aprecia más en verano…cuando, allá en la lejanía, bajo la noche estrellada, percibimos su esqueleto, aquello que éramos y se esfumó entre hipotecas.

Así que, olvídate de la actualidad, magreada, manufacturada para ti y el otro. Y sumerge el calor en el remanso de lo que fue y, hoy, cobra nuevo significado, ajeno al de su ya caducada intención. Mira cine este verano, mientras aquí ya el verano nos pudo y se parte de vacaciones hacia una pantalla, también, donde descansar en la nada, en el tiempo cero que no cuenta.

¿Cómo hacerlo?…por ejemplo viendo viejo cine ajeno al superhéroe de turno y a la gilipollez de la gamberradita generacional. Imagínate que has muerto y disfrútalo. Paremos el tiempo, ahora que nos dejan, y retornemos al ovario primordial, allá donde no teníamos nombre…

Primera Parte – Parémoslo con Ellas.

0133-Evelyn-keyes

Podemos ver a la señora Keyes en “Aladino y la Lámpara Maravillosa” de Alfred.E.Green (1945). Un aperitivo divertido para ir quitándose la caspa de todo el año. Se recomienda verla descalzo y rascarse abundantemente.

0173-gia-scala

A la Scala podemos contemplarla en un papelito corto que no aparece en los créditos, pues hace de esposa de Manuel ( Nestor Paiva) en “Sólo el cielo lo Sabe” del melodramáturgo Douglas Sirk ( 1955 ) recomendable para las señoras con Chalet que quieran ponerle los cuernos a su marido con el jardinero y quitárselo de encima una temporadita.

1454-patrice-wymore

“Era el comandante Callicut” de Felix.E.Feist (1952) nos dejara contemplar a la señora Wymore junto a Randolph Scott, el hombre que se reía muy pocas veces. Aquí deshaciendo el entuerto de un brote secesionista en nuestra querida California.

1476-capucine

A Capucine, que andaba como de puntillas por la pantalla y se pasó “Alaska, tierra de Oro” practicamente durmiendo, la veremos en “La Gata Negra” de Edward Dmytryk (1962) aquí el señor Laurence Harvey buscará a su amada para acabar encontrándola en un burdel envuelta en amorios con una lesbiana. Para esas noches en las que se está desvelado y trascendental.

1480-genevieve-page

“La Vida privada de Sherlock Holmes” de Billy Wilder (1970) sera la elegida para Genevieve Page. Película ésta que, queramoslo o no, es una obra maestra del no menos maestro don Billy. Holmes en su salsa, léase cocaina. Y para completar, sale el monstruo del lago Ness. Para tomarse un coñac.

Segunda Parte – Parémoslo con Ellos.

0205-ray-danton

Aquí somos fans de don Budd Boetticher, el director de cine, que no el de los ascensores. Por eso para el señor Ray Danton, nos veremos “La ley del Hampa” (1960) tardío intento de serieB criminal que nos narrará la ascensión y caida en eso del hampa de Legs Diamond. Tras su visión nos tomaremos unos chatos en la taberna más cochambrosa que tengamos a mano y le contaremos al camarero nuestra pésima vida sin olvidar la propina.

0497-john-loder

En caso de querer estar contentos no estará de más ver la película de Raoul Walsh, quítense el sombrero, “Gentleman Jim” (1942). En ella compararemos nuestra dentadura con la de Errol Flynn, y una vez repuestos aprenderemos que, por aquel entonces del film, se impuso el calzarse unos guantes de boxeo para protegerse los nudillos y otras reglas de cortesia del líarse a mamporrazos.

0587-Howard-Keel

En noches de mucho ajetreo de estrellas fugaces no nos podemos perder “La Semilla del Espacio”, también conocida como “El día de los Trífidos” de Steve Sekely y Freddie Francis, nuestros viejos conocidos de terrores sin fin, que realizaron esta película en 1962. Podremos regocijarnos de cómo unas plantas espaciales dejan ciega a la población. Podemos verla ciegos nosotros también, pues es de más efecto.

0625-rory-calhoun

Como es verano y andamos en calzoncillos todo el santo día, tenemos al señor Calhoun para que nos enseñe a llevarlos con porte en “El Coloso de Rodas” de el admirado Sergio Leone (1961). Incluso nos adentraremos en el interior del Coloso y comprobaremos que está fofo. Este film se puede ver en chanclas y atiborrarse de lo que sea.

1562-George-Montgomery

Entretenido film de Alexander Hall es “El Difunto Protesta” (1941). Versión de la obra teatral El cielo puede esperar, de la que se hizo otro filme posterior muy empalagoso y deplorable. En éste podremos admirar de nuevo a Evelyn Keyes, con la que comenzábamos, haciendo de coprotagonista con el señor Montgomery. Y no olviden en sus vacaciones que, en cuanto llueva, hay que salir a coger caracoles.

…….No se cansen mucho en sus vacaciones. Aquí, en la redacción, ya sólo quedo yo y, si encuentro las llaves, cierro y parto al espacio Sideral junto al Almirante Aznar.




Anuncios