látigos con faldas

1959-joe-mogar

1960-r-cortiella

1963-rolcest

seis-t-032-longaron

Es poco común que en las novelas del Oeste la mujer empuñe un arma de fuego a no ser que la extrema necesidad la obligue. Por lo general la mujer no lleva armas y busca su protección en el padre, hermano…y finalmente en su esposo, el arma de la mujer. Así, cada cual, asume su papel preestablecido.

Mas, de cuando en cuando, asoman bravías, vigorosas hembras que empuñan el látigo…y suelen hacerlo con increíble destreza. Pero, qué es un látigo sino la serpiente que Eva ofreció a Adán, ese germen anidado en el inconsciente para certificar la maldad congénita de la mujer, edificada por el hombre en su ignorancia y miedo hacia el sexo opuesto que, de rebote, justificará su sumisión dentro de las coordenadas culturales.

También, en el sado-masoquismo, es el castigo paterno-materno, el sentirse querido aunque sea en el desprecio, la humillación para notarse, para existir. La culpa, ese invento para auto humillarse, ese sentimiento que en una sociedad de jerarquías amansa, aviene, esclaviza… Episodios de la Familia como pilar de la sociedad

…….

Portadas de 1959 / 1960 realizada por Rafael Cortiella / 1963 / y, en último lugar, una portada de Longarón.