Lluvia de Bigotes

0132-groucho-marx

0321-cesar-romero

0855-arturo-de-cordova

1315-mario-moreno

1355-errol-flynn

Cuando bajo la nariz hay un bigote estamos contemplando una representación de la virilidad. Lo mismo que una moto entre las piernas, el bigote detalla la simulación del pene, le da prestancia, poder. En el cine connota bien al foráneo actor que contrata Hollywood para ampliar sus mercados.

Los bigotes se fueron perdiendo durante el transcurso de los 40s. Antes, fue el reinado del bigote, del galán maduro, del aventurero arriesgado, del malvado de serial. Por eso, desde aquí, queremos contribuir modestamente en esa ingente labor que el Abuelito se ha propuesto rescatándolos.

Ampliemos, pues, nuestros conocimientos pilosos enlazando con su Desván para darnos un paseo por los bigotes más exóticos. Pinchemos, tal como si lo hiciéramos sobre un bigote, AQUÍ