de clase inferior

El matrimonio entre clases sociales no deja de tener aún cierto aire morboso en el subconsciente popular. Y según sea él o ella el objeto de elección su lectura cobrará matices distintos.

Así, si es el hombre quien elige a una chica modesta será su belleza la que redima tal desatino y el caballero un hombre afortunado. Mas, si es ella la que escoge al desarrapado vulgar, no habrá redención posible: ella es voluptuosa hembra propensa a la lujuria y el macho cobrará tintes de embaucador arribista. Y sólo el ciego romanticismo adjudicado a la mujer como otro de sus rasgos de espiritualidad definitoria la redimirá un tanto.

Así de perverso es el subconsciente colectivo cuando anida en lo moral.

Nótese como el dibujante, para caracterizar al varón inferior le suele colocar un pitillo entre sus labios para calificar su falta de elegancia y su pertenencia al vulgo.

…….

1953 y 1955 con portadas de Bosch Penalva / 1957 / 1958 con ilustración de Brea