3 huerfanitos en busca de un padre de lujo

she.jpg

 

….

Las artes bastardas siempre han tenido la tentación de agenciarse próceres presentables. No de otro modo se logrará persuadir al pequeñoburgués del valor artístico de un producto. Empaquetarlo lo más cursi posible, esa es la clave.

Tres artes bastardas donde las haya nacieron de padres famélicos; el folletín, el cinematógrafo y la historieta. El uno mixtificando a dudosos héroes fundacionales entre las sobras del papel de imprenta; el otro, exhibido como un curioso monstruo en los más recónditos barracones de feria; y la historieta, en las páginas más malolientes y feraces de la prensa popular: en periódicos.gorriones.jpg

 

Al que mejor le fue de los tres resultó al cinematógrafo que, aunque siempre anda tonteando con lo teatral y literario, no se avergüenza demasiado del señor Méliès y de los Lumière, filmando fábricas con perro, sirenas de vodevil y pasacalles concurridos.

 

La pobre novela popular, por su parte, se conformó bien pronto en su necesitada condición que no pasaba de un duro. Aunque, lista, se recicló despistando en la literatura de los autores punteros de nuestras librerías patrias en gruesos volúmenes a la americana.

 

 

celia.jpgY, aquí tenemos a la historieta, que hoy anda tonteándole al incauto burgués engalanándose con el frac prestado de la Novela Gráfica y otras literaturas dibujadas y de estantería.

Tres huerfanitos necesitados de testigos para su partida de nacimiento…I want you.

 

 

Cartel de She, película silente inglesa de 1926 amamantándose ya con lo literario. A continuación, / ejemplar del serial Gorriones sin Nido publicado durante la guerra civil por la colectivizada Editorial Guerri con ilustración de Pertegas, y / una silvestre novela gráfica de la cosecha de 1965, por entonces sin pretensiones académicas. Colección Celia. Editorial Bruguera. Portada de Emilio Freixas