Juguetes de Hojalata

1923. Barca de remos

1923. Coupe Limousine

1923 Tranvía Eléctrico

1924. Pato

1927. Carro cuna con capota

1927. Hidroavión Plus Ultra

1929. Carrusel

1930. Buggatti (serie limitada a 1000 piezas)

1930. Taxi

1931. Transatlántico

1931. Zeppelín

1933. Estudiante

1933. Motocicleta

1934. Carrito Payaso Ramper

1934. Coche Charlot

1935. Auto Sedán (mecanismo eléctrico con luz)

1935. Elefante malabarista

1936. Autobús "La General"

1936. Moto "Tuf Tuf"

1936. Perro de circo con pelota

1949. Packard descapotable

La hojalata consiste en una fina lámina central de acero recubierta por distintas capas como:  una aleación de hierro-estaño; una película de pasivación para la buena adherencia de los barnices y la mejora de su resistencia y, finalmente, una película de aceite para protegerla de la humedad y el aire.

Pionera en España fue la ciudad de Ibi (Alicante) cuando Rafael Payá, en 1905, vendió a sus hijos su taller de hojalatería para su dedicación a la fabricación de juguetes. No es hasta 1918 cuando se dejará de pintarlos a mano para utilizar planchas litográficas que posteriormente se troquelan, perforan y engrapan.

El periodo de los 20´s a 1936, con el inicio de la guerra civil, es la edad de oro de este tipo de juguete que, con la contienda, se reciclará hacia la fabricación de utensilios bélicos como platos, vasos, cantimploras, cuchillos de campaña y espoletas para bombas. Y ya será en los años 50´s cuando, tras la irrupción de las máquinas de inyección de plástico, el juguete de hojalata fenecerá lentamente.

Los Juguetes pertenecen a la exposición “Payá 1905-2005. Cent anys de Joguets”

About these ads